Instituto Universitario de Ética del Comportamiento Económico

Presentación

El Instituto Universitario de Ética del Comportamiento Económico es un instituto de investigación de la Universidad Católica de Valencia creado en el año 2012. Aunque de carácter multidisciplinar, se encuentra contextualizado en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UCV.

La actividad económica es una actividad humana y como tal es susceptible de ser valorada moralmente. Al fin y a la postre, el hombre, un ser creado libre y por tanto responsable, cuando actúa lo hace para conseguir unos fines a los que dirige su acción como término de un proceso de discernimiento. Una decisión que dista mucho de la que tomaría un robot o de cómo lo haría un ser irracional obedeciendo a los solos impulsos.

La persona humana, valora la acción a desarrollar, pondera ventajas e inconvenientes, sopesa la bondad o la maldad del acto que pretende, en definitiva como enseña la teoría económica analiza el coste y el beneficio que la misma puede reportar al sujeto. Costes y beneficios, en sus acepciones más amplias, tanto para sí mismo, como para sus parientes y amigos, para sus semejantes y hasta para los demás seres de la Creación, incluyendo la misma Creación.

Es de esa libertad que adorna la vida humana, de la que dimana la responsabilidad para consigo mismo y para su vida en comunidad, en cuanto que parte de esa más amplia familia humana. Como miembro de ella, el hombre no puede ser indiferente al estado en que se desarrollan los demás miembros de la comunidad, a sus carencias, a sus problemas, a la escasez de sus oportunidades.

La persona humana no puede cerrar los ojos a situaciones de injusticia, por las cuales, frente a la abundancia de bienes, de salud, de educación, en definitiva frente al bienestar de unos, se presentan imágenes ciertas de hambre, de enfermedad, de analfabetismo, de conflictos étnicos o de guerras dramáticas.

Las crisis económicas, como la que estamos viviendo en estos momentos, junto a su faceta dramática de disminución de rentas, de desempleo, de marginación en no pocos casos, despierta al mismo tiempo una mayor conciencia de los problemas de aquella humanidad que nunca ha conocido otro estado de las cosas que el de la miseria y el hambre endémica. La crisis descubre nuevos pobres que invitan a reflexionar con la existencia de los pobres de siempre.

¿Podemos reposar satisfechos de nuestras actitudes? ¿Hemos colaborado, con nuestra actividad personal o profesional, para que el mundo sea como es, con esas alarmantes desigualdades? ¿Podemos, simplemente, seguir sin hacer nada para mejorar el mundo en el que vivimos?

La Iglesia Católica, experta en humanidad, ofrece un gran acerbo doctrinal, desde el origen de los tiempos, para iluminar las conciencias en la búsqueda de soluciones. Es cierto que los tiempos cambian y con ellos, los problemas que afectan de un modo u otro a todos los hombres y, de manera muy especial, a los menos favorecidos, a los que carecen de todo lo necesario para mantener una vida digna.

La Iglesia vive con angustia las condiciones en las que se desarrolla la vida de tantos millones de personas y hace una llamada a todas las de buena voluntad para atender solícitos las tristezas de quienes esperan una mano que les ofrezca una oportunidad para abandonar el dramatismo de sus vidas y de las vidas de sus familias.

El Instituto de “Ética del comportamiento económico” pretende, precisamente, entrar en el análisis de los problemas y en el de las actitudes encaminadas a resolverlos. Es un deber de humanidad desde los privilegios de que hemos sido dotados. Las situaciones son graves y por ello, el compromiso es ineludible. Que cada uno dirija la mirada a su interior y observe lo que le manda su conciencia.

 

Universidad Católica de Valencia "San Vicente Mártir"
Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Universidad Católica de Valencia
C/ Jorge Juan nº 18
Valencia, 46004
Pilar.ferrer@ucv.es
Tel: +34-96-3637412